Lo que vendrá después de Ucrania

Columna
Publicado el 25/03/2022

Desempolvé mi vieja bola de cristal con la que alguna vez incursioné en el campo de la adivinación, aunque me faltó el turbante que en esos días justificaba la creencia de ser de ascendencia musulmana, por mi tez morena, y émulo de algún sabio andaluz, por mi sabihondez.

En el pasado reciente incursioné en el terreno de la conjetura, en el artículo “Ucrania no puede ni debe ganar la guerra”. Sostuve que en un lado están la Unión Europea (UE), la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y el vapuleado EEUU, empeñado en afirmar su democracia luego de que su anterior Presidente les hiciera probar el gustito a la autocracia, hasta urdiendo una insurrección a su sacrosanto Capitolio, mientras un autocrático Vladimir Putin, entrenado en el servicio secreto de la anterior totalitaria Unión Soviética, emprendió la recuperación de su antiguo satélite, Ucrania, con una guerra abusiva que ocuparía un par de días.

 Su inicial estrategia de doblegar con tropas, tanques y misiles de sus “órganos de Stalin” fue diestramente cambiada a una de artillería pesada, bombas de sus aviones sin rivales y cohetes supersónicos para destruir edificios multifamiliares y hospitales, sin perder demasiados muertos y heridos ante la valiente oposición ucraniana. ¡Qué “Search & Destroy” estadounidense! ¿Acaso les sirvió en Vietnam, Irak y Afganistán? Los rusos volvieron a su “quemar y destruir al retroceder”, probada ante napoleónicos franceses y nazis alemanes. En el caso de Ucrania se reduce a “bombardear y destruir, sin importar niños y mujeres”.

La reacción europea, de la OTAN y de EEUU, se diluye en conciliábulos democráticos que a lo sumo producen declaraciones y millonarias promesas de ayuda para que Ucrania compre armas y se defienda. ¿Serán adquisiciones chinas o rusas? Lo dudo. Ni que fueran abejitas picando al oso ruso gustoso de miel, los europeos miran a otro lado con los pedidos de cerrar el espacio aéreo de Ucrania a unos y otros; los estadounidenses se rehúsan a involucrar a la OTAN y enviar aviones: ni se atreven a suplir misiles supersónicos usados en Irak. Los arredra el chantaje del botón nuclear ruso.

El panorama es incierto. Si Putin se sale con la suya, la confrontación con la OTAN es inevitable. Los países bálticos –Lituania, Latvia y Estonia— que pongan sus barbas en remojo. Armenia y Georgia serán bocatto di cardinale. Tres o cuatro misiles harán una prorrusa Transnitria de lo que queda de Moldavia. Modérense Rumania y Bulgaria que se viene el “coco”. Los satélites “tán” de la antigua Unión Soviética recen a Alá porque llegarán sacerdotes ortodoxos de Moscú.

Si a Ucrania no le importa quedar en ruinas y prima la inclinación mundial en contra de la guerra, más le vale a la UE generalizar el euro, que los aviones Mirage franceses sean eurofighters, que checos y eslovacos copien y mejoren los Kalashnikov rusos. ¿Tendrán los europeos y estadounidenses misiles supersónicos mejores que los Kinzhal moscovitas? De otra suerte, no tienen ni para amenazar el enclave ruso de Kaliningrado, en pleno territorio europeo.

Dicen que Ucrania ha emprendido una contraofensiva contra las tropas rusas, luego del santiamén que les tomaría doblegar a los ucranianos. Los unos están importando “voluntarios” sirios, mientras los otros se alistan en la resistencia, aunque sea para llenar botellas de gasolina. Sin embargo, el portavoz de Putin no descarta cargar ojivas nucleares en sus misiles y volvemos al chantaje de siempre. Quizá la aventura de Putin termine en un empate, penoso para unos y otros, porque la guerra es un infierno.

¿Será que esta nueva guerra europea ha puesto a segundo plano el calentamiento global y la pandemia del Covid-19? Sin embargo, los explotadores de antaño ahora se acuerdan de aplicar la tecnología a usos como paliar sequías y déficits de agua potable. Quizá se vuelva urgente reducir la desigualdad social y la ignorancia, en vez de ganar millones vendiendo armas y socapar dictadores.

Dicen que los abuelitos del puerto ucraniano de Odesa, sobre el Mar Negro, prefirieron quedarse y esperar jugando ajedrez en un parque mientras retumba la artillería rusa y provee la música de fondo. No pude más con la nostalgia y visité a mis amigos y condiscípulos en el café donde reanimamos nuestros recuerdos, pese a incomodarme, aunque me honra, su renuencia a cobrarme cuota. Me sorprendió la gélida acogida con que me recibieron. Estaban ofendidos al mencionar en un artículo que no frecuento las reuniones “porque me angustia verles languidecer. ¿Cómo me verán ellos a mí?”. No comprendo su malestar, pero reitero que estaba lejos de mí cualquier ofensa. ¿Acaso languidecer no es una forma vital de envejecer?

Columnas de WINSTON ESTREMADOIRO

14/10/2022
Adivinen. Ayer era el cumpleaños de un digno capitán de barco en alta mar (almirante de siete mares, le digo yo, sardónico impenitente que soy). También era...

Más en Puntos de Vista

ÁGORA REPUBLICANA
CARLOS HUGO MOLINA
01/11/2022
MARTILLEANDO
MÓNICA BRIANÇON MESSINGER
01/11/2022
VUELTA
HERNÁN TERRAZAS E.
01/11/2022
ERNESTO BASCOPÉ
01/11/2022
01/11/2022
EN VOZ ALTA
GISELA DERPIC
31/10/2022
En Portada
A la cabeza de un sujeto encapuchado y con escudos artesanales, las organizaciones sociales de San Julián emprendieron este martes una marcha hacia la ciudad...
El rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) y vocero del Comité Interinstitucional de Santa Cruz, Vicente Cuéllar, afirmó este martes que...

El vocero presidencial, Jorge Richter, dijo este martes que el Gobierno está dispuesto a dialogar con los sectores sociales que iniciaron el cerco a Santa Cruz...
Cívicos y organizaciones de los nueve departamentos conformaron el "Comité de Autodefensa del Censo 2023" en apoyo a Santa Cruz que desarrolla un paro...
Juan José Zúñiga Macías fue posesionado como nuevo comandante general accidental del Ejército. Este militar fue denunciado en su momento por un supuesto...
Con el objetivo de revalorizar las costumbres y tradiciones, la Administración del Cementerio General de Cochabamba autorizó ayer el armado de mast’akus...

Actualidad
El Ministerio de Medio Ambiente se comprometieron a gestionar la adecuación de derechos mineros preconstituidos en...
El gerente de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba (CAC), Rolando Morales, calculó una pérdida económica de 11,2...
El dirigente cocalero Evo Morales, en abril pasado, denunció públicamente el supuesto encubrimiento de exjefes...
El director de Comunas de la Alcaldía de Cochabamba, Freddy Gonzales, rechazó las denuncias de irregularidades en el...

Deportes
El entrenador de la selección japonesa Hajime Moriyasu incluyó al joven prodigio de la Liga española, Takefusa Kubo, en...
Procedente de un pequeño pueblo de Casamanza, Sadio Mané se convirtió en rey de Senegal al guiar a los 'Leones' hasta...
El París Saint-Germain anunció hoy que el internacional francés Presnel Kimpembe sería baja para el encuentro de Liga...
El español Rafael Nadal, número 2 del mundo, seguro que ya hace tiempo que no pelea para ser número 1, un puesto que le...

Tendencias
Desde que Elon Musk se volvió el dueño de Twitter, luego de que pagara 44.000 millones de dólares, se han realizado...
 Instagram está investigando los problemas para acceder en sus cuentas de millones de usuarios, que han denunciado en...
Bolivia registró entre enero y diciembre de 2020 13.741 accidentes de tránsito, según las últimas estadísticas que...
El virus Chapare, 22 años después, un podcast sobre este mal que apareció en el trópico cochabambino hace más de dos...

Doble Click
El show, denominado “Mocedades Infinito Tour 2022” marca el retorno del grupo español a Cochabamba después de 15 años....
Un equipo científico español ha identificado una mutación genética clave en la aparición de linfomas y el cáncer de...
Un cuadro del pintor postimpresionista francés Henri de Toulose-Lautrec fue atacado con sangre falsa en la Alte...
La muerte tendría que ser de colores. Esa idea se impone estos días en los cementerios Parque de las Memorias, de...