Seguridad privada, monitoreo de vías y acoso político

Columna
Publicado el 26/03/2022

La seguridad física privada y el control y monitoreo de vías públicas son cosas en apariencia similares, pero tan distintas como conejos y vizcachas o como nutrias y focas. De ahí que -para usar un ejemplo didáctico– el exceso que supuso que una fiscal convocara a declarar al Alcalde de Cochabamba por contratar servicios de seguridad privada equivale a acusar a la Alcaldía de haber contratado un coro gregoriano, cuando se contrató una banda de jazz.

Aunque para la mayoría de nosotros las nutrias marinas y las focas lucen igual, frecuentan el mismo ecosistema y guardan similares hábitos alimenticios, las primeras son roedores semiacuáticos del género mustélida y las últimas son otáridos pinnípedos del género fócido.

Un biólogo experto sabría la diferencia entre una y otra especie y de la misma manera se esperaría que un fiscal, un auditor o un técnico del Ministerio de Gobierno pudieran distinguir entre dos tipos de servicios tan disímiles como la seguridad de una entidad pública y el control de las calles adyacentes o de los mercados.

Seguridad privada es lo que no contrata la Alcaldía de Cochabamba: lo que contrata es el servicio de control de mercados y ferias y el monitoreo de vías. Son tan distintos que en el Clasificador Presupuestario del Ministerio de Economía –algo así como un “catálogo de especies” en temas de inversión pública– ambos tipos de servicio tienen un género y una clasificación separada.

Cuando la empresa unipersonal Velarde Caballoty fue contratada por la Alcaldía de Cochabamba no fue para prestar servicios de seguridad física privada, sino para monitoreo de mercados, ferias y vías. Sus empleados no prestan servicios de seguridad, no custodian ningún edificio municipal –que es la tarea de las empresas privadas de seguridad–, sino que recorren calles y mercados, una tarea catalogada en Servicios No Personales.

Para ser aún más claros: Los servicios de la empresa cuestionada por la Policía Boliviana y el Ministerio de Gobierno, y sospechada de proveer seguridad privada, fueron contratados con cargo a la partida presupuestaria 26990 “Otros”, que se encuentra en la categoría de Servicios No Personales, y no usando la partida 26620 “Vigilancia Privada”, que está dentro de la categoría Servicios de Seguridad, como la entidad denunciante y fiscal del caso pretenden erróneamente.

De hecho, la autonomía municipal puede contratar habitualmente guardias de seguridad física privada para custodiar el Cementerio General, sus centros de salud integrales, el Hospital del Norte y el Hospital del Sur. En el Documento Base de Contrataciones -DBC- de esos contratos, figura el requisito de la tarjeta de Identificación y la licencia de funcionamiento emitidas por el Ministerio de Gobierno y las empresas adjudicatarias cumplen con ese requisito.

No es el caso de la empresa Velarde Caballoty, contratada para asistir en el monitoreo de mercados, ferias y vías, una actividad no clasificada dentro de los servicios de seguridad física privada y para la cual no se requiere el permiso de funcionamiento por el cual se la sancionó y bajo ese pretexto se pretende enjuiciar a la Alcaldía.

El alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, se hizo presente ante la fiscal que lo requirió. Al fin y al cabo, no es la denuncia más descabellada o absurda a la que ha tenido que responder. En los pasados diez años se le ha acusado de cosas tan absurdas como haber corregido el proyecto defectuoso del puente Sacambaya y se le ha hecho pagar el costo por vehículos que aún están en uso de la Gobernación de Cochabamba.

En ese contexto, querer enjuiciar a la Alcaldía por supuestamente haber contratado una empresa que no tiene la debida autorización de un servicio clasificado dentro de la categoría programática 26600 (Servicios de Seguridad Física) y la partida presupuestaria 26620 (Servicios Privados de Seguridad), cuando en los hechos se contrató servicios de la categoría 26900 (Otros Servicios No personales) y la partida 26990 (Otros), no es lo más loco que el jefismo ha intentado, aunque si es un nuevo tipo de abuso, más torpe y grosero de lo hasta ahora visto: confundir conejos con vizcachas, confusión a la que adhiere un concejal que hasta hoy no devolvió recursos públicos que recibió abusando de su condición de dirigente de Control Social.

Columnas de HENRY GONZALO RICO GARCÍA

26/03/2022
La seguridad física privada y el control y monitoreo de vías públicas son cosas en apariencia similares, pero tan distintas como conejos y vizcachas o como...
09/01/2022
El proyecto de construcción del Palacio municipal de convenciones está en marcha, a pesar de la errónea versión de Juan Cristóbal Mc Lean E., quién en su...
19/05/2021
El proyecto político del MAS tiene dos elementos claves: la economía plural estable y en crecimiento versus la economía neoliberal y la inclusión social con...
29/10/2020
Después de dos intentos para ir a las urnas y constituir un nuevo gobierno, finalmente el 18 de octubre pasado los bolivianos dieron una victoria aplastante...
09/09/2020
Después de la perturbación política del 21 de julio de 1978 cuando Hugo Bánzer Suárez renunció a la Presidencia de la República –lo que dio lugar a 10...

Más en Puntos de Vista

EN EL OJO DE LA TORMENTA
MANFREDO KEMPFF SUÁREZ
26/03/2022
BUSCANDO LA VERDAD
GARY A. RODRÍGUEZ
26/03/2022
ERRAR ES HUMANO
RONNIE PIÉROLA GÓMEZ
26/03/2022
CASTO MARTÍN MONTERO KUSCEVIC
26/03/2022
26/03/2022
En Portada
Desde el 1 de abril en la Corte Internacional de Justicia iniciará la primera ronda de alegatos orales entre Bolivia y Chile por el Silala
La coproducción de Bolivia y Uruguay "Utama" fue premiada este sábado como la mejor película iberoamericana en el Festival de Cine de Málaga (España), que...

Ante el anuncio de la Alcaldía de Cochabamba de considerar dejar el barbijo en esta etapa de la pandemia, el Sedes dijo que es una idea “descabellada” desde la...
Los líderes del MAS culpan a “la derecha” y la “oligarquía” de intentar dividir al Movimiento Al Socialismo
Las víctimas de avasallamientos en Cochabamba comienzan a formalizar denuncias contra funcionarios de Derechos Reales (DDRR) vinculados con loteadores.
Tras más de dos meses de conflicto, al menos una treintena de puestos abrieron ayer en la zona del Correo, pese a la prohibición de la Intendencia.

Actualidad
Desde el 1 de abril en la Corte Internacional de Justicia iniciará la primera ronda de alegatos orales entre Bolivia y...
La Fiscalía y el Departamento de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) allanaron ayer la Dirección de Contrataciones...
Los líderes del MAS culpan a “la derecha” y la “oligarquía” de intentar dividir al Movimiento Al Socialismo
Tras más de dos meses de conflicto, al menos una treintena de puestos abrieron ayer en la zona del Correo, pese a la...

Deportes
"Hay que levantar la cabeza" después de la eliminación de Italia del Mundial por segunda vez consecutiva, escribió el...
El presidente del Barcelona, Joan Laporta, afirmó que "no tenemos noticias" de que Ousmane Dembélé quiera renovar con...
La polaca Iga Swiatek, de 20 años, tras su victoria por 6-2 y 6-0 sobre la suiza Viktorija Golubic en el Abierto de...
Los cinco clubes bolivianos participantes en Copa Sudamericana (Wilstermann y Oriente Petrolero) y en Copa Libertadores...

Tendencias
Porque no sólo los viernes son de Kjaras, con esta receta puedes hacerla desde tu hogar cualquier día de la semana...
24/03/2022 Cocina
Egipto descubrió cinco tumbas "en buen estado y erigidas para altos funcionarios" en la necrópolis de Menfis, en  ...

Doble Click
La coproducción de Bolivia y Uruguay "Utama" fue premiada este sábado como la mejor película iberoamericana en el...
Evento. Con una programación de más de 17 actividades gratuitas, la actividad convoca a toda la ciudadanía a disfrutar...
Entrevista. La escritora boliviana ganó, en España, el Premio Ribera del Duero con su libro de cuentos breves “Ustedes...
Recomiendan: IBBY-  Bolivia y Biblioteca Thuruchapitas