El Estado contra la sociedad

Columna
Publicado el 22/04/2023

La exigencia de que el grupo de ciudadanos que impulsa la recolección de firmas para la realización de un referéndum sobre la reforma judicial, deba transcribir 1.500.000 registros de adhesión para cumplir con los requisitos del Tribunal Supremo Electoral se suma a la larga lista de obstáculos que las instituciones estatales han puesto frente a esta iniciativa ciudadana, contradiciendo frontalmente la Constitución vigente, mostrando de esta forma cómo el mismo Estado asfixia a los ciudadanos que desean ejercer su derecho de participar en la definición de los asuntos públicos, tal cual corresponde a una sociedad democrática y lo garantizan las normas legales de nuestro país y los tratados internacionales de derechos humanos.

Paradójicamente, este tipo de obstáculos los impulsa el mismo oficialismo que cuando reclamaba una Constituyente, atacaba la democracia representativa y demandaba la democracia directa y participativa. Es una nueva demostración de la impostura de los ataques a la democracia representativa, la cual es la forma de ejercer los derechos democráticos en la sociedades grandes y complejas del mundo moderno, aunque se la debe fortalecer con instrumentos en los cuales el ciudadano pueda manifestarse directamente, como el ejemplo que citamos de la recolección de firmas en la búsqueda de reformas legales que permitan asegurar la independencia de la justicia.

Igualmente contradictorio es que la forma de elegir a los magistrados de los altos tribunales de la nación, prevista en la actual Constitución, se haya justificado en la necesidad de despolitizar la justicia mediante el voto directo, atacando para ello los criterios de selección meritocrática, y que el resultado hubiera sido que se utiliza a la Asamblea Legislativa para cerrar el acceso a la administración de justicia a los profesionales independientes y destacados por su trayectoria profesional e integridad moral, convirtiendo a la elección judicial en una votación en la cual los ciudadanos no tienen el derecho efectivo de elegir sino que se los obliga a votar entre candidatos seleccionados por la mayoría oficialista, con lo cual se desincentiva la postulación de los mejores profesionales y se deslegitima la elección de las autoridades judiciales y al sistema de justicia en su conjunto.

Ninguna casualidad, cerca de cumplir el bicentenario de la fundación de la República, uno de los grandes fracasos del Estado boliviano es la incapacidad nacional para desarrollar un sistema de justicia independiente que garantice la libertad y los derechos de los ciudadanos, el respeto a la institucionalidad democrática, las garantías a las inversiones y el respeto a los contratos.

La consecuencia es el atraso del país, la impunidad de quienes abusan del poder y un estado permanente de indefensión en el cual los ciudadanos son víctimas frecuentes de las entidades estatales.

Salvo cortos espacios de tiempo en los cuales se procuró institucionalizar la justicia y se logró elegir a ciudadanos destacados al frente de la Corte Suprema de Justicia, del Tribunal Constitucional y otros altos tribunales, el país lleva décadas durante las cuales el deterioro del sistema de la justicia se agrava constantemente, aunque la situación posterior a la vigencia del actual sistema de elecciones por voto popular nos haya mostrado que siempre se puede empeorar.

La causa de fondo es la pretensión del poder político de utilizar a la justicia como un instrumento para imponer su ideología más allá de las atribuciones constitucionales, concentrar el poder, perseguir a quienes piensan distinto y protegerse frente a las demandas por abusos de poder que se pudieran cometer.

El resultado es una ciudadanía que se siente encadenada por un Estado que, en lugar de fundar su razón de ser en el servicio a los ciudadanos, los asfixia con el uso arbitrario y discrecional del poder público. El peligro es que la ciudadanía, que vive cada vez más en la informalidad para poder sobrevivir, pierda toda credibilidad y respeto hacia el poder público, con el riesgo consecuente de confrontación y violencia. La solución es reconstruir la institucionalidad democrática y estatal, estableciendo límites claros al ejercicio del poder, para garantizar el Estado de derecho y las libertades y derechos de todos los habitantes de nuestro país.

 

El autor ha sido senador y ministro de Estado

Columnas de ÓSCAR ORTIZ ANTELO

09/02/2024
Los recientes sucesos en el Ecuador, país en el cual el crimen organizado ya amenaza abiertamente la autoridad y soberanía del Estado, constituyen un caso...
25/01/2024
en los últimos años se ha generalizado la utilización de la medida del bloqueo de las principales carreteras del país como escenario para la resolución de...
13/01/2024
Una de las fallas estructurales en el proceso de construcción del Estado boliviano es la incapacidad histórica de lograr un sistema de justicia independiente...
13/12/2023
Ser electo presidente de un país es una gran oportunidad para transformar una nación; ser elegido por una gran mayoría de ciudadanos, una mayor oportunidad,...

Más en Puntos de Vista

ERRAR ES HUMANO
RONNIE PIÉROLA GÓMEZ
19/05/2024
DESDE LA REDACCIÓN
MICHEL ZELADA CABRERA
19/05/2024
EN VOZ ALTA
GISELA DERPIC
19/05/2024
RECUERDOS DEL PRESENTE
HUMBERTO VACAFLOR GANAM
19/05/2024
CARTUCHOS DE HARINA
GONZALO MENDIETA ROMERO
19/05/2024
En Portada
La Autoridad del Sistema Financiero (ASFI) anunció multas por 20 millones de bolivianos a entidades de intermediación financiera, incluyendo bancos, que han...
Gremiales y transportistas pesados marcharon y bloquearon en al menos tres departamentos para exigir que el Gobierno resuelva la falta de dólares, de...

Evo Morales decidió apoyar las movilizaciones de los gremiales contra el decreto 4732 y la falta de dólares
Autoridades del Gobierno y representantes del sector farmacéutico acordaron este lunes trabajar en mesas técnicas para mejorar el abastecimiento de...
En conferencia de prensa, el presidente de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba y líder del Movimiento al Socialismo, Instrumento Político por la...
Una gran cantidad de basura se acumula por quinto día en las calles y mercados de Quillacollo como consecuencia del bloqueo que se registra en la zona de...

Actualidad
 El exabogado y mano derecha del expresidente Donald Trump (2017-2021), Michael Cohen, reconoció este lunes en el...
El presidente colombiano, Gustavo Petro, destituyó este lunes al comandante del Ejército, general Luis Mauricio Ospina...
La Autoridad del Sistema Financiero (ASFI) anunció multas por 20 millones de bolivianos a entidades de intermediación...
Dos guardias municipales fueron agredidos este lunes en plena plaza principal 14 de Septiembre porque presuntamente...

Deportes
A falta de una convocatoria oficial por parte del entrenador Antonio Carlos Zago, tres novedades sobresalen en la lista...
El tenista nacional Hugo Dellien debutó y se despidió este lunes de Roland Garros, tras caer 1-2 ante el francés...
La segunda versión de la Carrera Ciclística Integración K’ochalitas 10K se competirá este domingo 26 de mayo.
Ronaldo Nazario, presidente y máximo accionista del Real Valladolid (82 por ciento), ha rechazado una oferta de 28,7...

Tendencias
En el Día Mundial de las Abejas, la Asociación de Apicultores de Sucre, Chuquisaca, pidió mayor protección para este...
Albertina Sacaca se sumó al trend de maquillaje de Asoka de TikTok y ha logrado que su video sea en estos momentos uno...
Durante los últimos años es innegable el crecimiento de productos y lugares que ofrecen alimentos libres de gluten. El...
María Teresa Zegada hace un análisis social y político sobre la coyuntura del país. Los últimos acontecimientos, desde...

Doble Click
Esta semana, Cochabamba se llena de una rica variedad de eventos culturales que prometen deleitar a todos los gustos y...
Aunque minúsculas, las abejas desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento de la biodiversidad. Garantizan la...
José Coca Loza, un talentoso bajo cantante boliviano
En la intimidad de una habitación hospitalaria, el vínculo entre una madre y su bebé se fortalece con cada pequeño...