Navia: “Se necesita pericia narrativa para que los textos no sucumban en una prosa sin vida”

Cultura
Publicado el 26/06/2020 a las 0h27
ESCUCHA LA NOTICIA

Roberto Navia, desde su amplia experiencia como cronista, augura sobre el futuro de la crónica y el reto que afrontarán los narradores durante y después de la cuarentena por el coronavirus. 

Si bien, la crónica se ha caracterizado por la búsqueda de historias y el acercamiento a las fuentes para la descripción en la narrativa, Navia cree que el cronista debe agudizar su sentido del oído, curiosidad, sensibilidad y no descartar el uso de las plataformas digitales para observar el mundo desde el confinamiento. 

Navia nadó por varios años en las aguas de este género narrativo. Sus crónicas reflejan realidades de la cotidianidad boliviana que fueron ignoradas.

Varias de sus piezas sobrepasaron las fronteras y algunas de ellas se llevaron galardones importantes como el premio Rey de España (en dos ocasiones), Premio Ortega y Gasset, entre otros.

Los Tiempos habló con el escritor para conocer el futuro de la crónica en el país, los obstáculos de este género y sobre su carrera en las letras.

- ¿Cómo es ser cronista en tiempos de cuarentena? Tomando en cuenta de que una de las principales características de escribir una crónica es estar en el lugar y presenciar lo que ocurre
Es una situación difícil y contradictoria. Por una parte, éste es un gran momento que necesita y deber ser narrado. Por donde se mire, por donde uno camine, por donde uno ponga atento el oído, encuentra cualquier cantidad de historias que merecen ser contadas. Pero, por otra parte, salir a realizar el trabajo de reporteo al lugar de los hechos es un riesgo letal en muchos de los casos. Ante esta hiperrealidad, ¿qué hacer? Hay que agudizar el sentido del oído, la curiosidad y la sensibilidad. La distancia y la presencia física pueden salvarse con el buen uso de la tecnología: el teléfono móvil, ahora, es un amigo fiel. Es posible realizar entrevistas a través de video llamadas y no solo sentir la voz de los entrevistados, sino también observar el mundo en el que viven, en el que están confinados, en ese lugar desde donde combaten cada día la pandemia. Éste no es el escenario ideal, pero esta técnica está ayudando a que las historias no naufraguen y se pierdan en el olvido. Ahora más que nunca se necesita de la pericia narrativa de los periodistas para que los textos no sucumban en una prosa sin vida, aburrida, plana, carente de contexto. Las redacciones que han venido atesorando el género de la crónica tienen un verdadero tesoro que ahora, más que nunca, lo pueden explotar para beneficio de sus lectores. No hay que olvidar que, si bien afuera están pasando cosas y que en la medida de lo posible hay que contarlas, adentro de las casas también y no son menos interesantes. Hay que interesarse por lo que pasa en la calle de uno, en su barrio, estar conectados con los vecinos, preguntarles cada día cómo están, cómo están combatiendo sus necesidades, cómo están festejando sus cumpleaños y sus mayores tristezas.
Y otro punto importante que hay que tomar en cuenta. No todo lo que se cuente tiene que ser sobre la pandemia. En este mundo están ocurriendo cosas que no se las está narrando. Cosas que tienen que ver con otros escenarios, otros problemas, otras áreas de la vida.

- ¿Cuál crees que será el futuro de la crónica después de todo esto (la pandemia y el temor al otro por contraer el virus, el miedo de aventurarse a conocer nuevos lugares y nuevas historias)?
El futuro de la crónica está muy relacionado al futuro de la humanidad. Los seres humanos somos seres de historia y la historia no es llana, no es un jardín con flores multicolores. La historia del mundo está levantada a base de mucho sufrimiento, de guerras, de pandemias, de crisis económicas y políticas, de guerras religiosas, de fenómenos naturales, de pobreza, de inequidades, de racismo galopante. Mucha sangre ha corrido bajo el puente y hay muchas cruces en los caminos. Pero también existe una resistencia increíble, sobrevivientes, gente que no se ha rendido, héroes de carne y hueso. La necesidad de inmortalizar la memoria y de contar, vencen todos los miedos. Hay que recordar esa hermosa frase: No hay nada que pueda contra un periodista, un cronista o un escritor apasionado. Siempre habrá los modos, las técnicas, las formas de llegar hasta los personajes de las historias para entrevistarlos, para convivir con ellos, aunque sea de manera virtual. Y el miedo por aventurarse a conocer nuevos lugares será vencido porque el ser humano está hecho de retos que se pone a sí mismo. No será fácil, pero mientras exista un ser humano en la Tierra, habrá alguien que necesite comunicarse, contarse incluso a sí mismo lo que ha vivido. 

- ¿Cuál es el beneficio de la pandemia para los cronistas y amantes de las letras? ¿Habrá algo bueno de todo esto? (Muy aparte de tener más tiempo para leer y estar con la familia)
¿Cuál es el gran aporte de la crónica?: La crónica tiene la capacidad de mirar de otra forma la vida, el mundo. Mientras la noticia se pregunta Qué ha ocurrido. La crónica se pregunta Por qué: ¿Por qué es que ha pasado tal cosa? Busca los motivos que causaron o que causan tal acontecimiento. Entonces, después de todo este momento difícil, quedará mucho material para indagar, para investigar, para responder, para contar de una manera diferente, con otros ojos, con otras motivaciones. Ahora el miedo gobierna, con sobrados motivos, en todas partes, incluso en las redacciones. Están haciendo lo que humanamente pueden para sufrir la menor cantidad de bajas.
Todo momento es buen tiempo para narrar y en cada uno de esos tiempos existen problemas que ponen trabas para realizar el trabajo. Los cronistas históricamente se han topado con pequeñas pandemias a lo largo de sus caminos: Editores que en vez de incentivar a los periodistas han puesto obstáculos para aprobar temas que valían la pena y que, lamentablemente, por su falta de visión y amor por este género, se los ha perdido para siempre, o la falta de recursos económicos para viajar, o de tiempo para investigar. Y ahora, si bien puede haber el tiempo, no se puede salir con libertad y sin miedo. Pero ante todos esos problemas, siempre hay formas de vencer esos obstáculos.

- Hablando un poco más de ti, has tenido una amplia experiencia en las letras como periodista y como cronista, pero ¿cuál crees que ha sido tu mayor obstáculo o cuál fue ese monstruo que te costó superarlo? - Para quienes recién estén adentrándose en la crónica o en la narrativa ¿cuál crees que será su mayor barrera después de esta coyuntura de la pandemia? ¿Se podrá superar?
He tenido varios obstáculos. No ha sido un camino fácil. Mucho más antes, cuando en Bolivia, hablar de crónica no era común. Los obstáculos iban desde tener que convencer a editores para que aprueben esos temas que les parecía de otro planea. Algunos sentían que dedicarle varios días a la investigación, a la escritura, era una cosa de locos. Pero también me he topado con alguno que otro que ha sido valioso para que pueda lanzarme a mundos remotos donde moraban los héroes de mis historias. Pero lo que cuenta es que uno crea en lo que le apasione y luche por encima de todo. Otro factor a vencer ha sido el económico. El periodismo de investigación es caro y demanda mucho tiempo. Ante esa situación, en vez de cruzarme de brazos, he buscado recursos externos, tocado puertas de instituciones periodísticas que incentivan la investigación, he dedicado mis noches, mis fines de semana libres y vacaciones para trabajar las historias en las que creía, en las que soñaba, en las que sentía que deberían ser conocidas y publicadas para que el país y más allá de Bolivia hagan su vuelo. Todos los grandes reportajes que hice y que consiguieron galardones internacionales, los he realizado con un gran esfuerzo personal y profesional, porque sentía que las noticias de coyuntura no eran suficiente para dar luces a esta sociedad. En muchísimas ocasiones me he sentido en la mayor soledad en esta hermosa batalla para narrar el mundo de otra manera. Pero todo ha valido la pena. Las historias por las que he apostado no solo se han convertido en crónicas, sino que esas crónicas ahora son estudiadas en universidades del país y del exterior, hacen sus vidas en libros y han emigrado al séptimo arte, que, como Tribus de la inquisición, es también un documental que ha ido nominado a los Premios Goya de Cine.

Para quienes recién estén adentrándose en la crónica o en la narrativa ¿cuál crees que será su mayor barrera después de esta coyuntura de la pandemia? ¿Se podrá superar?
Estoy convencido de que sí se podrá superar, que la vida volverá a fluir en todo su esplendor. Creo que la humanidad está metida en una nueva Edad Media, en un oscurantismo del conocimiento porque, en realidad, por más que haya una avalancha de información en los medios y en la internet, no sabemos qué está pasando de verdad. Pero todo eso está haciendo que germine el deseo para buscar y encontrar respuestas. Entonces, lo que siento que vendrá después es un Renacimiento, mayores deseos por valorar la vida. Y lo que sí espero es que tengamos la capacidad y la sensibilidad para cuidar este mundo de verdad y con sabiduría.
Para quienes recién estén adentrándose en la crónica o en la narrativa, los mayores retos después de esta pandemia será cómo contar, cómo narrar de una manera diferente y qué temas trabajar. No hay que dudar que medio mundo querrá hacerlo, y ya lo está haciendo. Pero lo que quedará será aquello que marque la diferencia, aquello que tenga una mirada diferente, una estética narrativa que cautive desde la primera hasta la última línea.

¿Qué futuro ahora construye Roberto Navia luego de dejar el periodismo? Las lecturas jamás faltarán, pero ¿continuará escribiendo crónicas?
El futuro que estoy construyendo es el mismo que emprendí hace más de 20 años: por encima de un medio de comunicación. Cuando aposté por la crónica no lo hice porque el medio donde trabaja me lo había pedido, lo hice porque yo sentía la necesidad de meterme de lleno en un género riquísimo para, no solo informar, sino, para que los lectores disfruten, sientan placer de la lectura. Es más, lo he venido haciendo incluso por encima de todos los obstáculos que han surgido porque creo que se puede hacer un gran periodismo, a pesar de todo. La crónica está tan viva que, a diferencia de antes, cuando los cronistas buscaban un medio para que se publiquen su trabajo, ahora los medios inteligentes buscan a las crónicas para cautivar a sus lectores porque saben que ellos ya no se llenan con la noticia cotidiana.  Y sigo en ese camino, con más fuerza porque, gracias a Dios, la vida ha demostrado que no estaba equivocado, que ha valido la pena todo el sacrificio, luchar por lo que yo creía. He viajado por prácticamente toda América y por varios países de Europa, ya sea para encontrarme con los personajes de mis historias o para recoger un premio. Y ahora las alas están más desplegadas, dejé el periódico donde trabajé dos décadas, porque hay mucho más por hacer, nuevos retos por emprender, y el periodismo ahora se lo hace sin la necesidad de estar encerrado en una redacción, y cuando has hecho de tu nombre una marca, la gente te sigue porque cree en ti, en tu trabajo y en tu forma de contar. Eso es un gran incentivo para seguir narrando. Estoy escribiendo crónicas como reportajes para dentro y fuera de Bolivia, trabajando en libros y en guiones cinematográficos, dando cursos, talleres, asesoramiento y consultorías y trabajando en dos proyectos muy importantes que pronto los daré a conocer.

Tus comentarios

Más en País

Félix Quinaya e Indalicio Paredes, trabajadores de la Empresa Minera de Huanuni fueron rescatados este sábado, después de permanecer atrapados debajo del...
El Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, David Choquehuanca Céspedes, visitó este fin de semana la región de los Yungas  y en una sus paradas, en...
A un mes de la invasión militar de Rusia contra Ucrania, 10 embajadores y jefes de misión en Bolivia exigen a ese país que detenga la guerra y condenaron el "...

El Ministerio de Salud informó que la jornada de hoy se registró 184 nuevos casos de Covid-19 en el país, ningún fallecido y 1.963 pacientes se recuperaron de la enfermedad.
La mañana de este sábado ocurrió un accidente de tránsito en la carretera de Unduavi a Chulumani. Un vehículo modelo Ipsum cayó de la plataforma hacia un nivel inferior de la misma ruta, pero no se...
Desde el 1 de abril en la Corte Internacional de Justicia iniciará la primera ronda de alegatos orales entre Bolivia y Chile por el Silala
Los buceadores del Centro de Instrucción de Buceo en Altura de la Armada Boliviana recuperaron hoy el cuerpo sin vida de una persona de sexo masculino en proximidades de la Isla Taquiri en el Lago...

En Portada
El Ministerio de Salud informó que la jornada de hoy se registró 184 nuevos casos de Covid-19 en el país, ningún fallecido y 1.963 pacientes se recuperaron de...
Marcelo Martins, actual goleador de las Eliminatorias sudamericanas, habló con la prensa boliviana este sábado y afirmó que cambiaría ese logro por personal...

El Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, David Choquehuanca Céspedes, visitó este fin de semana la región de los Yungas  y en una sus paradas, en...
El exministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana llamó "gallinero adoctrinado" a los expresidentes Jorge Tuto Quiroga, Carlos Mesa y Eduardo Rodríguez...
Félix Quinaya e Indalicio Paredes, trabajadores de la Empresa Minera de Huanuni fueron rescatados este sábado, después de permanecer atrapados debajo del...
Los buceadores del Centro de Instrucción de Buceo en Altura de la Armada Boliviana recuperaron hoy el cuerpo sin vida de una persona de sexo masculino en...

Actualidad
Félix Quinaya e Indalicio Paredes, trabajadores de la Empresa Minera de Huanuni fueron rescatados este sábado, después...
El Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, David Choquehuanca Céspedes, visitó este fin de semana la región...
Medio centenar de migrantes cubanos fueron retenidos este sábado en el oriente de Honduras, donde las autoridades...
A un mes de la invasión militar de Rusia contra Ucrania, 10 embajadores y jefes de misión en Bolivia exigen a ese país...

Deportes
Marcelo Martins, actual goleador de las Eliminatorias sudamericanas, habló con la prensa boliviana este sábado y afirmó...
"Hay que levantar la cabeza" después de la eliminación de Italia del Mundial por segunda vez consecutiva, escribió el...
El presidente del Barcelona, Joan Laporta, afirmó que "no tenemos noticias" de que Ousmane Dembélé quiera renovar con...
La polaca Iga Swiatek, de 20 años, tras su victoria por 6-2 y 6-0 sobre la suiza Viktorija Golubic en el Abierto de...

Tendencias
Porque no sólo los viernes son de Kjaras, con esta receta puedes hacerla desde tu hogar cualquier día de la semana...
24/03/2022 Cocina

Doble Click
El famoso baterista Taylor Hawkins, integrante de la banda de rock estadounidense Foo Fighters, falleció la noche del...
¡La votación terminó! Millones de televidentes de todo el mundo verán el domingo la entrega de los premios Óscar, la...
Seguidores del grupo estadounidense Foo Fighters se congregaron este sábado frente al hotel de Bogotá donde el...
El baterista Taylor Hawkins, de Foo Fighters, murió la noche de este viernes en Bogotá donde la banda estadounidense...