Humberto Martínez: "La música llega donde las palabras no llegan”

Actualidad
Publicado el 07/03/2022 a las 14h19
ESCUCHA LA NOTICIA

Probablemente Humberto Martínez Echazú sea una de las contadas personas que puedan decir con propiedad la frase: “La música es todo para mí”. Ejecuta con destreza al menos cuatro instrumentos y es solvente en varios otros. Ha sido parte de diversos tipos y estilos de conjuntos, desde el jazz y la música clásica hasta la fusión y el folclore interpretado con instrumentos clásicos. 

Es también compositor y creador de música para producciones cinematográficas, director de orquesta y formador de talentos. Pero además tiene el singular oficio de lutier y la habilidad de afinar pianos y otros instrumentos. Sobre esa vida consagrada a la música en un nivel superlativo Martínez conversó con OH!.   

- ¿Ha sido usted intérprete de esos solos de flauta que Wara ha hecho escuchar tantas veces, por ejemplo, en su emblemática “Collita”?

- Le explico. A fines de los 80 fui a La Paz por motivos musicales con un cantante tarijeño, Erick Ocampo. Él incluía en sus canciones flauta traversa, quenas y zampoñas, y yo toco esos instrumentos. Ahí me vio Edgar Bustillos, un gran amigo e integrante de Wara en aquel momento. El año 88, formalmente, me invitaron a que sea parte del grupo. 

En suma, fui el primer chapaco en ir a tocar música andina, de lo que me siento muy orgulloso. Ahí me dieron los temas en los que debía tocar flauta. Debuté con ellos en julio de 1988, en el teatro Municipal. Tocamos a dúo los vientos con Rolandito Encinas; yo, flauta traversa y él, la quena. También me correspondía tocar el oboe.       

- Fue el principio de su participación en grupos muy destacados, así como géneros diversos y muy exigentes, ¿no?

- Luego estuve en Latin Jazz y el grupo Altiplano que dirigía Edgar Bustillos. Eso, hasta el año 89, cuando volví a Tarija. Acá fui parte del grupo Sonorus. En Sonorus, con instrumentos clásicos y barrocos hacíamos música folclórica nacional y regional. Esa característica llamaba mucho la atención porque, por ejemplo, emulábamos instrumentos tarijeños, como el erke o las quenillas, con la flauta traversa. 

En Sonorus había dos guitarras, flauta traversa, oboe y le agregamos la voz. En 1991, dimos un concierto en la Embajada de España en La Paz. Entonces el embajador nos invitó a la Feria Mundial de Sevilla de 1992. Viajamos mucho, tocamos en gran parte del país. Éramos invitados a festivales, embajadas, encuentros culturales. Nos faltó actuar sólo en Beni, Pando y Oruro. Visitamos dos veces España. Grabamos dos álbumes, un casete el año 92, y luego otro, en formato CD, en un estudio propio, el 96.   

- ¿Cuántos instrumentos toca con alta o cierta destreza?

- Con dedicación, flauta traversa, oboe y flauta dulce. Otros instrumentos, como la zampoña o las quenas, no tanto porque en Tarija no hay con quién tocar. También hago arreglos y composiciones para orquesta sinfónica. Aquí tuvimos una muy desarrollada orquesta sinfónica departamental hace unos 10 años. Era codirector y también hacía arreglos para otra orquesta que era la filarmónica.    

También me gusta hacer música para cine, especialmente para cortometrajes. Tuve el privilegio de participar, por ejemplo, en el proyecto de Diego Pino Zamora llamado “Tic Tac”. Fue finalista en un concurso mundial y como premio Pino fue a Dubái.  

- ¿Ha incursionado en la enseñanza de música?

- Cuando trabajaba en la sinfónica enseñaba flauta traversa y oboe. Igualmente apoyaba al sector maderas, es decir, a clarinetes y fagot. Tenía también algo de conocimiento en esos dos instrumentos. 

- Entiendo que cuando no escucha, crea o interpreta música, la visualiza y la pinta, ¿no?

- Correcto. Hice una exposición, en 2017, de una retrospectiva onírica, o sea pinto mis sueños, más la música, es decir, cómo conceptúo los temas musicales. Esto viene desde que tengo uso de razón, por ejemplo, para tener los primeros parámetros de cómo suena un oboe ya los visualicé en 1980, cuando tenía 18 años. O sea, la música no sólo la escucho, la veo al mismo tiempo. 

- Creo que alguno de los grandes músicos clásicos tenía esa concepción, ¿no?

- Igor Stravinski. Él decía: “A la música no solo hay que escucharla, hay que verla”.

- ¿A qué edad empezó a hacer música? ¿Ha heredado la vocación o usted la forjó?

- Desde mis siete años. Mi familia tenía una finca y ahí los campesinos tocaban la cajita. Lo que más me llamaba la atención era la quenilla y la camacheña. Hasta tal punto, que tomaba los modelos y, a esa edad, ya comenzaba a construir buscando que salgan sonidos. Cuando salían los sonidos ya me quedaba feliz.            

Mi mamá era pianista, pero no pudo dedicarse plenamente a su vocación. Tengo también un sobrino en La Paz, Jorge “Coco” Echazú, que es un excelente músico, formado en Cuba. Es el otro familiar músico. Después en la familia hay literatos, pintores… Parece que tenemos una fuerte vena artística. 

- Todo artista consagrado ha encontrado su mecenas o su mentor o la academia donde encarrila su vocación para formarse. ¿Quién canalizó su vocación musical?

- Fue don Ernesto La Faye Cabrera. Era cochabambino, se vino en la década de los 70 a Tarija y comenzó a formar grupos musicales como cuartetos de guitarras o conjuntos de flautas dulces. En el año 1977, yo andaba encantado con las zampoñas porque por vez primera vino Savia Andina y a mí me encantó. Para mí los instrumentos andinos son mágicos. 

Entonces, un primo, que era muy amigo de don Ernesto, me dijo: “Beto, quiero que estudies música en serio, pero don Ernesto es muy exigente y estricto”. Acepté la idea feliz, encantado. Y desde el año 77 hasta 1988 Ernesto La Faye fue mi maestro, y no sólo musical, sino incluso, diría, espiritual. Él me encaminó y también él me advertía que yo iba a conocer otros maestros y que tenía que perfeccionarme en el instrumento, así como en armonía, composición, contrapunto, etc. 

- ¿Cómo y dónde fue su debut?

- El año 1978, en el colegio. Tocaba quena y zampoña. Para las horas cívicas armé un conjuntito con el que intentaba emular a Savia Andina. Pero fue sólo un momento porque don Ernesto era muy, pero muy estricto con lo que enseñaba. Entonces me dijo: “Tienes muy buenas posibilidades, pero debes decidir. Te sugiero que te encamines con la flauta y luego algún día podrás aplicarte a más”. 

Era un hombre muy sabio, sabía prever muy bien los acontecimientos. Vea que cuando ya tuve una formación musicalmente más estable toqué la misa criolla de él, de Ernesto La Faye, ejecutando quenas y zampoñas. Mire cómo es la vida.           

- ¿Entiendo que la otra parte de su vida está dedicada al arte y ciencia de construir y afinar instrumentos musicales, o sea, la lutería?

-Sí, me dedico a construir instrumentos de viento andinos. Los toco las veces que se puede aunque en Tarija generalmente no hay con quién tocarlos. También fabrico instrumentos árabes, instrumentos de la India y me he atrevido a fabricar un par de flautas dulces barrocas. Igualmente he construido un par de flautas traversas con una sola llave, es decir, como se las hacía hace 200 años. Las hice con los planos de Johann Quants, el célebre flautista del siglo XVIII. 

También soy, desde el año 1990, técnico afinador de pianos bajo la supervisión del maestro Pieter de Raad, el holandés que vive en Samaipata. 

- ¿Cómo se aplicó a este campo tan singular?

- Hay una base que me favorece mucho y por ella le agradezco mucho a mi maestro Pieter de Raad: es el estudio del oído. Así como a la voz, al oído se lo educa. Así cuando uno vaya construyendo los instrumentos ya tendrá a cabalidad los parámetros de las alturas de los sonidos, las frecuencias, los armónicos, etc. Es todo aquello que los afinadores electrónicos no tienen. Los afinadores electrónicos tienen bases, pero no leen los armónicos. 

En cambio, para las zampoñas o para la fabricación de una flauta se nota. Usted cuando toca una determinada posición salen hasta 18 sonidos al mismo tiempo. De ellos se puede escuchar con comodidad hasta dos sonidos paralelamente. Ahí se basa todo, y eso ayuda a la lutería. Hay que trabajar con paciencia y en determinados horarios porque se trabaja con materiales vivos. Por ejemplo, para fabricar una quena, la caña es un material vivo y a veces varía, incluso con la afinación. 

- ¿Es cierto que redescubrió técnicas ancestrales para la fabricación de quenas?

- Eso me explicó y enseñó Alcides, “Gatito”, Mejía Hany, que es también un gran amigo. El tipo de quena que fabricábamos era de carácter ancestral, milenaria en cuanto a su configuración no sólo sonora, sino también de afinación. Ahora la quena que toca la inmensa mayoría de los conjuntos está transformada. No era así. 

En la última charla que tuve con Alcides me contó que, en todo el mundo, somos muy, pero muy pocos quienes tocamos ese tipo de quenas. Muy pocos trabajamos esas afinaciones.

Seguramente lo conoce. Él fue integrante de Savia Andina. Yo gozo de la amistad, la confianza y el afecto de Alcides. Lo visité en Cochabamba, él cada vez que llegaba a Tarija venía a casa, revisábamos los instrumentos. Ha vertido valiosos conceptos sobre mi trabajo.     

- ¿Cuántos lutieres, con formación académica, hay en Bolivia? Presumo que deben ser muy pocos, ¿no?   

- Conocí al maestro Juan Achá, no sé qué habrá sido de él. Le compré el año 80 una quena quena. Después, otro excelente lutier es también Arnaud Gerard Ardenois, quien vive en Potosí hace 40 años. Él es belga, pero se siente más boliviano que cualquiera. Es además investigador y ha escrito dos libros con el atlas de los aerófonos andinos de toda Bolivia. Es un trabajo extraordinario, además, una tesis.     

- Y usted que está tan integrado a esta arte, prácticamente en todas sus facetas, ¿cómo define la música? ¿Qué es la música para Humberto Martínez Lema?

- Hay muchas definiciones muy lindas e interesantes. La música es algo que llega donde las palabras no llegan. Para mí es un contacto espiritual profundo. Es una energía cósmica que puede ser escuchada por todo ser vivo que radique en este mundo o fuera de este mundo. La música es arte, es vida, es energía y no solamente un tipo de expresión.        

- ¿Es algo más aparte de músico? 

- Bueno, soy abogado, pero no ejerzo.

Tus comentarios

Liga Boliviana - Tabla de Posiciones


Más en Ciencia

El virus Chapare, 22 años después, un podcast sobre este mal que apareció en el trópico cochabambino hace más de dos décadas. 
La pasada Nochebuena, un meteoro impactó en Marte. Las ondas sísmicas causadas por el choque viajaron por la superficie del planeta y fueron recogidas por el...
El telescopio James Webb ha vuelto a mostrar una imagen del universo, esta vez de IC 1623, un par de galaxias entrelazadas que interactúan y que se encuentra a...


En Portada
El rector de la Universidad Autónoma Gabriel René Moreno (Uagrm) y vocero del Comité Interinstitucional de Santa Cruz, Vicente Cuéllar, afirmó este martes que...
El presidente Luis Arce cambió este martes al Alto Mando de las Fuerzas Armadas de Bolivia, en medio del conflicto por el Censo Nacional de Población y...

El vocero presidencial, Jorge Richter, dijo este martes que el Gobierno está dispuesto a dialogar con los sectores sociales que iniciaron el cerco a Santa Cruz...
Organizaciones civiles responsabilizan al Gobierno por promover el “terrorismo de Estado”, que viola los derechos humanos de la población de Santa Cruz.
Cívicos y organizaciones de los nueve departamentos conformaron el "Comité de Autodefensa del Censo 2023" en apoyo a Santa Cruz que desarrolla un paro...
Con el objetivo de revalorizar las costumbres y tradiciones, la Administración del Cementerio General de Cochabamba autorizó ayer el armado de mast’akus...

Actualidad
El Ministerio de Medio Ambiente se comprometieron a gestionar la adecuación de derechos mineros preconstituidos en...
El gerente de la Cámara Agropecuaria de Cochabamba (CAC), Rolando Morales, calculó una pérdida económica de 11,2...
El dirigente cocalero Evo Morales, en abril pasado, denunció públicamente el supuesto encubrimiento de exjefes...
La medida fue asumida luego de haber planteado todas las formas de pago que la ley otorga sin que a la fecha el...

Deportes
El español Rafael Nadal, número 2 del mundo, seguro que ya hace tiempo que no pelea para ser número 1, un puesto que le...
El campeonato Clausura se reanudará en cuanto los conflictos sociales finalicen, esa fue la determinación del Consejo...
Sobre el final de la temporada 2022, muchos rumores se dan en el movimiento de mercado del fútbol nacional. Según la...
El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) informó al club Wilstermann y a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) que...

Tendencias
Desde que Elon Musk se volvió el dueño de Twitter, luego de que pagara 44.000 millones de dólares, se han realizado...
 Instagram está investigando los problemas para acceder en sus cuentas de millones de usuarios, que han denunciado en...
Bolivia registró entre enero y diciembre de 2020 13.741 accidentes de tránsito, según las últimas estadísticas que...
El virus Chapare, 22 años después, un podcast sobre este mal que apareció en el trópico cochabambino hace más de dos...

Doble Click
El show, denominado “Mocedades Infinito Tour 2022” marca el retorno del grupo español a Cochabamba después de 15 años....
Un equipo científico español ha identificado una mutación genética clave en la aparición de linfomas y el cáncer de...
Un cuadro del pintor postimpresionista francés Henri de Toulose-Lautrec fue atacado con sangre falsa en la Alte...
La muerte tendría que ser de colores. Esa idea se impone estos días en los cementerios Parque de las Memorias, de...