Un tour irrepetible por el Salar, los valles y el trópico

Actualidad
Publicado el 21/03/2022 a las 15h24
ESCUCHA LA NOTICIA

El llamado de un experto irlandés en viajes de aventura a un conocido empresario boliviano ratificó una creciente fama boliviana. Ésa que, en la promoción de labios a oídos, señala al país como un lugar ideal para las travesías en vehículos de dos ruedas. Claro, la notable topografía y biodiversidad que tiene por ser región de transición de estructuras geológicas y ecosistemas le da un plus probablemente insuperable. Pero además los propios problemas sociales y políticos que, de cuando en cuando, afectan al país sumaron positivamente en este caso. 

Fue un tour muy difícil de emular en otra parte del mundo al sólo pensar en que se trajinó sobre virtualmente una antología de superficies. Greda, arena, costra salina, ripio, asfalto, lecho de río, durmientes de tren, fango, entre otros, resultaron los probadores de calidad de siete motocicletas. Todo en un juego de alturas que osciló entre los 4.760 y 1.364 metros sobre el nivel del mar. Un viaje entre serpenteante y vertiginoso a través de las cumbres andinas y el trópico pre amazónico. 

“Charlie Perring, un organizador irlandés de tours de aventura en el planeta, planificó un proyecto en Bolivia —dice Gustavo Bascopé Alcocer, guía especializado en deportes extremos y aventura—. Quería traer a un grupo de motociclistas para un giro en el país, más exigente que los habituales. Por diversas razones de traslado, sistemas de seguros y tiempos debió contratar los servicios de una empresa boliviana. Entonces optó por la Motorcycle Tour Bolivia (MTB), de Roberto Guerrero Venegas”. 

La ruta inicialmente prevista unía La Paz, Oruro, el salar, Potosí, Sucre, Cochabamba y, nuevamente Oruro y La Paz. Alternaba rutas no convencionales con las carreteras que conectan algunas de las principales capitales bolivianas. El grupo estaba compuesto por Perring (líder de la travesía), el belga Charles Nicolas, el irlandés Paul Antony y los británicos Imraam Arbee, Ropy Watson y Simon Gorringe. 

El equipo y sus equipos

Los visitantes llegaron portando equipos sofisticados. Trajeron, por ejemplo, asientos adaptables a las motos con un sistema similar al airbag que garantizan amortiguación, textura y temperatura ideales para las entrepiernas. Eso es especialmente importante cuando se trata de un viaje de siete a ocho días, como el que estaban por iniciar. Curiosamente, en Bolivia, el principal competidor de dichos súper cojines se llama “lipichi”, un cuero de oveja, que más de un guía recomienda. Es más, el lipichi mereció elogiosos comentarios por parte de los participantes de este viaje al finalizar el tour. 

También portaban trajes ultratérmicos tan versátiles que se podían adaptar a muy elevadas o muy bajas temperaturas. Modernos cascos, lentes, protectores, botas, drones, etc. Los anfitriones reservaron, por su parte, seis poderosas motocicletas modelos Suzuki DR 650 cc y Kawasaki KLR 650 cc. Incluso adaptaron los asientos para el largo de las piernas de algunos de los visitantes. Adicionalmente se sumaba una camioneta Toyota 4x4, y todos los servicios que pudiera precisar una delegación de este estilo.

Parada en Orinoca 

“Partimos desde La Paz a Oruro, y la primera jornada fue de adaptación —recuerda Bascopé—. Nos habían adelantado que varios de ellos nunca habían conducido por vías de tierra, que en sus países no había esa posibilidad. Entonces les hicimos practicar por una laguna seca que se hallaba en la ruta a Orinoca. Ya en Orinoca, les entró cierta curiosidad por conocer el Museo de la Revolución Democrática y Cultural que se promociona en algunos folletos”. 

“Se mostraron muy extrañados —continuó—, e inmediatamente recordaron que su prioridad era la travesía. Tuvimos que aclararles que la idea principal era almorzar en la población para empezar las partes clave del viaje. Lo que sí nos impresionó de Orinoca es un cráter espectacular que hay en las proximidades. En esa zona empezamos, fuimos por la ruta al salar que va por el lado opuesto a Uyuni, cerca de Jirira y hacia Chuvica”.

Aquella zona se halla compuesta por incontables dunas de arena. Los viajeros recordaron que esa tarde sumaron una buena cantidad de caídas sobre la arena. Pero, sobre todo, aseguraron haber grabado en sus retinas algo inolvidable: el atardecer donde la velocidad se combina con una especie de desierto mientras poco a poco aparece el salar más célebre del mundo. 

Descansaron aquella noche en el hostal Doña Lupe, ubicado a la orilla del salar. Al día siguiente empezaron una experiencia que los conocedores de la zona resumen con una frase: “Recorrer el salar en una moto es algo muy, pero muy diferente a estar sentado todo el día en un vehículo 4x4”. Todas las combinaciones de luz, viento, velocidad, colores, reflejos y los espejos de agua del mar de sal desatan un festival para la sensorialidad. 

“De pronto sacaron drones y dijeron que querían realizar tomas de las fotos con vistas aéreas —recuerda Gustavo Bascopé—. Y la combinación de motocicletas y drones en el salar resultó perfecta, la subieron a las redes entusiasmados. (…) El lugar les gustó tanto que hubo momentos que analizaron la posibilidad de que el tour se concentre en esa zona. (…) A lo largo del viaje comparaban algunos paisajes Bolivia con los de otros países del mundo, pero claro, el salar de Uyuni señalaban que era algo único en el planeta”. 

Pero la fascinación del oasis blanco fue trascendida y la delegación de aventureros motociclistas decidió continuar viaje. La ruta prevista implicaba ir a Potosí y luego descender hacia Sucre. Nuevamente, las caprichosas y ocurrentes topografía y geografía bolivianas les brindaron sorpresas. Aquella parte del trayecto suma los restos de lo que fue hace decenas de milenios un mar y también presenta formaciones de rocas volcánicas. Entonces los viajeros bien se pueden sentir en medio de un sueño, incluso, multidimensional o enmarcado en otro planeta.

Cambio de planes

De pronto, los planes se alteraron. Cuando se acercaban a Potosí, les informaron que había un conflicto social y que no podrían continuar con la ruta que se habían trazado. Fue entonces cuando el líder del tour, Charles Perring, decidió que se encaminen por una vía que conectaba a una vieja ferrovía. La idea era llegar a la antigua estación de Aguas Calientes por el desvío de Tocopaya. 

“Era como manejar en el antiguo oeste —relata Gustavo Bascopé—. Estabas sobre las rieles del tren, que ya no pasa, para llegar a la bifurcación que conecta con la carretera que se dirige a Cochabamba. (…) En otro punto, hay unos túneles de roca por donde hoy pasan algunos buses. Transitar por esos espacios resultó otra experiencia inolvidable”. 

Pero aquella llegada precipitó otro cambio de planes. Apenas empezaron a conducir por la ruta asfaltada, los motociclistas del primer mundo descubrieron algo que suele repetir más de un comandante de la Dirección Nacional de Transito: “En Bolivia no sólo la vieja ruta a los Yungas puede ser llamada ‘la carretera de la muerte’”. La forma en que conducen camioneros y choferes de buses o minibuses, por lo general, resulta más peligrosa que cualquier senda que bordea precipicios. El viaje fue enriquecido con un laberíntico recorrido por incontables pueblitos que concluyó en Cochabamba. 

Otra carretera de la muerte 

No fue el único cambio. Un día después, cuando el grupo se aprestaba a continuar por la carretera principal que une Oruro y Cochabamba, el líder del tour advirtió: “Ésta es la verdadera carretera de la muerte boliviana porque los camiones aquí hacen lo que quieren. Y lo que hagan a partir de este momento será bajo su responsabilidad…”. Pero luego, tras dudar incluso de los más prudentes y todas las medidas de seguridad, dispuso un cambio de ruta. El retorno a La Paz sería por la zona utilizada hace siglos por culturas precolombinas y donde en el futuro se construirá la nueva vía. 

“Subimos por el parque Tunari y nos encontramos con una carretera desolada, era un paisaje increíble —rememora Bascopé—. Llegamos a Morochata y, tras una noche de descanso no prevista, avanzamos hacia Inquisivi e Irupana y Chulumani, ya en los Yungas paceños. Fueron dos jornadas llenas de sorpresas y paisajes”.

De hecho, en el límite interdepartamental, la delegación se vio en una encrucijada: o cruzaba un río caudaloso de cerca de 60 metros de ancho por más de uno de profundidad o retornaban a Cochabamba sin saber si la gasolina les alcanzaría. En el paso del río, un campesino les aconsejó realizar un cruce diagonal opuesto al que recomiendan los manuales en estos casos. No aceptaron el consejo y la primera motocicleta desapareció entre las aguas por varios minutos. Debieron repararla durante varias horas. 

Luego, la delegación salió airosa con una fórmula intermedia entre el consejo local y los manuales. En Morochata fueron recibidos como héroes. Sin saberlo, habían estrenado una ruta vecinal que estaba en construcción y que las autoridades todavía no habían fijado fecha de inauguración. Aquella jornada precisó de una noche de descanso extra no prevista en los planes.

Fue allí donde la delegación sufrió un mareo generalizado relativamente grave. Los comunarios alegres y festivos decidieron invitarles chicha endulzada con helado de canela. El brindis se realizó en una tutuma de la que todos debían beber una y otra vez. No había espacio para melindrosos, por muy europeos que fuesen Y sabido es que en muchos poblados bolivianos no se puede despreciar una invitación a brindar por una gran alegría. 

De sima a cima

Tras vencer las pruebas de la chicha y el río, los viajeros fueron nuevamente deslumbrados por los cambios de escenarios naturales. Los helechos y arbustos, el aroma de dalias, jazmines y otras flores de generosas fragancias más sus colores suelen dar la bienvenida al trópico pre amazónico. También suman las cascadas y riachuelos de aguas cristalinas que descienden desde los nevados. 

Los viajeros, durante algunos minutos, fueron escoltados por algunos cóndores curiosos y recibidos con conciertos de diversos tipos de aves. Tras descansar en Chulumani, para el retorno se programó ruta por la internacionalmente famosa carretera de la muerte. Partieron hacia la calurosa Yolosa. Desde ese punto y sus 1.360 metros sobre el nivel del mar subieron hasta La Cumbre con sus 4.760 metros. Todo, por una ruta terrosa de tres metros de ancho que serpentea precipicios de cientos de metros de profundidad. Paralelamente, el verde tropical se transforma en nieve andina. 

La Cumbre supo a final de la odisea de ocho días. Sucedió meses antes de que se anunciase la pandemia en el planeta con sus consecuentes cuarentenas y golpes a áreas tan sensibles como el turismo. De hecho, varias empresas debieron cerrar y otras tuvieron que devolver dineros que ya se habían adelantado por tours semejantes o algo menores al descrito en estos párrafos. Los operadores, guías y empresarios confían en que, poco a poco, estas fiestas de adrenalina y paisajes volverán a ser frecuentes en Bolivia. 

Tus comentarios

Más en País

El Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) emitió la Sentencia Constitucional 09/2022, del 21 de febrero de 2022, pero que se conoció las últimas horas, en...
El presidente del Estado, Luis Arce, pidió este martes a las organizaciones del MAS que hagan "todo" para mantener la unidad de ese partido.
Una representación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llegó a Bolivia para llevar a cabo una agenda de reuniones con autoridades, con el...

Cochabamba recuerda este martes 22 de marzo el Día Mundial del Agua con una marcha y el pedido de cuidar este recurso.
Con el propósito de descongestionar La Recoleta y la Muyurina, el alcalde Manfred Reyes Villa inauguró ayer la segunda fase del corredor vehicular Quintanilla-Melchor Urquidi.
Pese al aumento de casos durante la última semana epidemiológica, el Sedes informó ayer que la cantidad de casos diarios de Covid-19 están dentro de los parámetros de seguridad.
Los cinco días de bloqueo de la carretera al valle alto acabaron ayer con la firma de un acta de entendimiento entre el gobernador Humberto Sánchez y los alcaldes con el compromiso de viabilizar el...

En Portada
El alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, acudió hoy martes a declarar en la Fiscalía Anticorrupción y Legitimación de Ganancias Ilícitas por la denuncia...
El presidente del Estado, Luis Arce, pidió este martes a las organizaciones del MAS que hagan "todo" para mantener la unidad de ese partido.

Una representación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llegó a Bolivia para llevar a cabo una agenda de reuniones con autoridades, con el...
Comunarios de  la comunidad San Antonio del Junte, bloquean la carretera entre Santa Cruz y Beni, en la provincia Guarayos, por tercer día consecutivo,...
Cochabamba recuerda este martes 22 de marzo el Día Mundial del Agua con una marcha y el pedido de cuidar este recurso.
La subalcaldía de Valle Hermoso avanza con la fumigación de 56 unidades educativas y cuatro guarderías infantiles para asegurar un retorno seguro a las clases...

Actualidad
El Ministerio de Hidrocarburos y Energías, parte querellante en el proceso, pedirá una pena de ocho años de privación...
Decenas de choferes bloquearan ayer el centro paceño con sus cisternas exigiendo no quedar fuera del proceso de...
El alcalde de Cochabamba, Manfred Reyes Villa, se abstuvo de declarar en la Fiscalía y se marchó asegurando que...
Ostreicher manifestó que espera volver a Bolivia para recuperar sus tierras, pero que no lo hará mientras esté el...

Deportes
Las selecciones de Brasil y Argentina serán cabezas de serie en el sorteo del Mundial de Catar, el próximo 1 de abril...
El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, aseguró que "el mundo se unirá en Catar para celebrar un evento pacífico,...
El brasileño Neymar es el jugador con la mayor ficha del fútbol francés, con 4,1 millones brutos de euros mensuales,...
Rafael Nadal y Carlos Alcaraz, y el griego Stefanos Tsitsipas, figuran entre los doce jugadores clasificados entre los...

Tendencias
Egipto descubrió cinco tumbas "en buen estado y erigidas para altos funcionarios" en la necrópolis de Menfis, en  ...
Salud. La científica hondureña María Elena Bottazzi y el biólogo estadounidense Peter Hotez diseñaron la vacuna para su...
El majadito de Atún es una receta con mucha personalidad. Es un majadito convencional, pero en esta ocasión vamos a...
17/03/2022 Cocina
“El futuro de una educación transformadora hacia el 2030” es el título del III Foro Internacional de Educación Superior...

Doble Click
Hoy, 21 de marzo, se celebra el Día del Cine Boliviano, en conmemoración del asesinato del padre jesuita Luis Espinal...
El pasado jueves se inauguró la exposición colectiva “Fragmentos”, titulada este año “Sembrando arte a través de la...
Daddy Yankee, autoproclamado "El jefe" del reguetón, anunció este domingo su retiro de la música con el lanzamiento el...
"Batman" continuó este fin de semana en la cima de las taquillas norteamericanas, mientras comenzó a ganar fuerza en el...