Somatización y coronavirus: sentir los síntomas sin haberse infectado

Tendencias
Publicado el 15/07/2020 a las 8h00

“Lo que pensamos, lo que tememos y lo que imaginamos impacta de manera directa en nuestro organismo. Si durante el día me paso el tiempo revisando las redes, mirando los informativos y buscando información en línea sobre síntomas de la Covid-19 (o cualquier otra enfermedad), como mi cerebro no diferencia entre realidad y fantasía, puedo llegar a sentir todos los síntomas como si ya hubiese enfermado”, dice la psicóloga y especialista en biodescodificación emocional y bioneuroemoción Raquel Melgar.

La psicóloga clínica Lorene Congrains coincide en que estamos atravesando un momento crítico en el cual recibimos diariamente una cantidad enorme de noticias e información acerca de la pandemia y sus consecuencias. “Inevitablemente, todas las personas estamos en riesgo de enfermar y es natural que se produzca un efecto de sugestión con respecto a los síntomas, sin haberse enfermado necesariamente”, asevera.

La experta señala que no siempre lo que nos sucede a nivel de nuestro cuerpo tiene un sentido y una pandemia es el escenario perfecto para darle sentido a lo que nos pasa físicamente. “El cuerpo del otro es un referente de lo que nos pasa a nosotros. Cualquier síntoma que presente el otro puede ser prestado e interiorizado, sin que eso signifique que se está realmente enfermo”, añade.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los síntomas más comunes de la Covid-19 son fiebre, tos seca, malestar general y dificultad para respirar, aunque en varios casos se han reportado secreciones nasales, problemas gástricos y pérdida de olfato, entre otros.

“Del coronavirus podemos sentir la fiebre, el dolor de cabeza e incluso la tos sin tener la enfermedad. Todo es posible”, afirmó en una entrevista con BBC Mundo el psicólogo mexicano Emiliano Villavicencio.

Villavicencio afirma que estos síntomas son reales y pueden llegar a confundir a las personas, haciéndoles creer que han contraído la enfermedad. Pero en el caso de la somatización, el cuadro clínico no es originado por el virus, sino por un estado de ansiedad y preocupación.

El académico se refiere a la somatización, un proceso que se define como “la manifestación de síntomas físicos de un problema psicológico”. Esta afección está recogida en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría de Estados Unidos.

SOMATIZACIÓN E HIPOCONDRÍA: NO SON LO MISMO

En este contexto de emergencia sanitaria mundial, los expertos piden diferenciar la hipocondría del desarrollo de un cuadro psicosomático.

Congrains expone que el cuerpo manifiesta mucho de lo que pasa en nuestra psiquis. Empieza señalando que los síntomas conversivos son manifestaciones del inconsciente. “Una alergia o un dolor de cabeza que no tienen explicación médica significan algo. Hasta que no se logre realizar ese trabajo de desciframiento, ese síntoma se repetirá”, acota. En cambio, explica que los fenómenos psicosomáticos no son una manifestación del inconsciente. “Son síntomas en el cuerpo que carecen de sentido, son las marcas que deja el lenguaje en el cuerpo”, afirma.

Por el contrario, indica que el hipocondríaco forma un delirio en torno a su cuerpo. “La diferencia está en la certeza. El hipocondríaco tiene la certeza absoluta de la enfermedad o el padecimiento que cree presentar a pesar de estar completamente sano. No hay evidencia o explicación que lo haga cambiar de opinión”, asegura. Resalta, sin embargo, que alguien que somatiza sí presenta síntomas a nivel físico que no forman parte de un delirio, más bien, son signos en el cuerpo.

Ante situaciones de ese tipo, Villavicencio asevera que los especialistas primero descartan cualquier causa física de las afecciones y luego buscan un motivo psicológico que explique los síntomas.

EL PODER DE LA MENTE

Melgar apunta que varios estudios realizados en neurociencia —desde hace más de una década— han demostrado fehacientemente la relación que existe entre los pensamientos y nuestra biología. “Nuestro cuerpo es una “máquina inteligente”. Nuestro cerebro —al igual que el corazón que bombea sangre— propone pensamientos todo el tiempo, tiene como objetivo garantizar la “coherencia” con nuestra particular manera de interpretar los hechos. No está interesado en que seamos felices o en conocer la verdad”, indica. La experta explica que si recordamos un hecho que nos emocionó profundamente, en ese mismo momento, desarrollamos una emoción que es coherente con ese pensamiento (aunque conscientemente sepamos que es sólo un recuerdo y no algo que está ocurriendo ahora).

Manifiesta que la información que regula la biología comienza con “señales ambientales” que, a su vez, impactan de manera directa el funcionamiento celular. Por ejemplo, si pensamos que estamos en riesgo, nuestro cerebro inmediatamente se pone en “modo defensa”, activando hormonas y neurotransmisores que permiten garantizar nuestra vida. Si estamos en situación de estrés, se activa el modo huida y a partir de ahí nuestro organismo descuida funciones tales como la reproducción celular, la asimilación de los nutrientes necesarios para garantizar el funcionamiento de nuestro cuerpo y la protección celular. “Por tanto, resulta más fácil contraer enfermedades, resfríos, alergias u otras afecciones”, adiciona.

ALGUNAS CLAVES: NO SOBREEXPONERSE A LAS NOTICIAS Y TRABAJAR LA CONFIANZA

Cada vez nos enteramos con mayor frecuencia que amigos, parientes, vecinos y conocidos se han contagiado e incluso algunos han fallecido. Melgar parte de que es importante cuestionarse cómo podemos dejar de pensar que nos vamos a enfermar. Ante este panorama, ambas expertas comparten consejos:

1.- No caigas en el exceso de información. “Hay que tener presente que esta situación es temporal y que va a pasar”, enfatiza como primer paso Congrains.

2.- Elige la confianza ante el miedo. Siguiendo las premisas de la neurociencia, Melgar explica que el miedo y la confianza utilizan las mismas redes neuronales para funcionar. “Son las dos caras de una misma moneda, no pueden estar activas ambas a la vez. Entonces, te toca elegir. Sí, entre sentir miedo o confianza sólo hay una cosa de por medio que es tu voluntad”, afirma.

3.- Conecta con el instante presente. Melgar aconseja no identificarse con la situación y conectar con el ahora (un instante a la vez), mientras te haces consciente de tu respiración. “El cerebro controla el cuerpo, pero la respiración controla al cerebro”, asevera. La experta comenta que este “fantástico descubrimiento” fue realizado por las culturas orientales hace miles de años, lo recuperó la neurociencia y lo denomina “presencia consciente” o “mindfulness” (por su nombre en inglés).

Manifiesta que de esa manera se liberan neurotransmisores como la acetilcolina o GABA, que modulan en el cuerpo la sensación de paz y seguridad. Con ello, las células pueden retomar sus funciones de “crecimiento”. “Aunque la realidad seguirá mostrándote que estamos en un momento de alta vulnerabilidad, serás capaz de elegir lo que se considera las mejores conductas de respuesta para ti mismo y para tu entorno”, dice.

4.- Permítete sentir. Melgar aconseja no huir de lo que ya sientes. Destaca que al permitirse sentir sin juzgarlo como “bueno o malo” y sumergirse en lo más profundo de la emoción “atendiendo el sentir”, uno tiene mayores probabilidades de que éste no se manifieste en forma de enfermedades o crisis emocionales que empeoren la situación.

Detalla que si ahora mismo sientes ganas de llorar, opresión en el pecho, sensación de desesperación o falta de aire, mientras respiras consciente y profundamente, aconseja que te concentres en las sensaciones físicas (como si fueran un niño muy pequeño reclamando por atención). Míralas con toda la comprensión que puedas (no a los pensamientos que las alimentan, sino a la sensación física que te ofrece tu cuerpo). “Te darás cuenta que sólo te pedían eso: una mirada sin juicio para transformarse en algo más, un algo que te acerca mucho a la sensación de paz y confianza”, refuerza.

5.- Haz circular la palabra. Congrains destaca que estamos viviendo momentos muy difíciles y es fundamental poder hablar de lo que nos sucede. “De ese modo, se puede poner en palabras nuestro malestar, nuestra angustia, tristeza o preocupaciones. Muchas veces manifestamos físicamente lo que no hablamos. Por eso, hablarlo permitirá darle otro sentido a nuestro malestar”, añade.

6.- Recuerda que el peligro es real. Congrains subraya que negar el peligro de enfermarse atenta contra la salud. “Si lo que siente es insostenible y perdió el control de lo que le sucede, debe buscar ayuda profesional”, recomienda.

 

Tus comentarios

En Portada
La Gobernación de Cochabamba a través de la Dirección de Asuntos Jurídicos pondrá en consideración de la Asamblea Departamental un proyecto de Ley de...
Expertas explican cómo detectar esta afección, diferenciarla de la hipocondría y cómo evitarla en medio de una “sobrexposición a noticias”.

El Distrito 1, al norte de la ciudad de Cochabamba
El dueño de la microempresa de guardias de movilidad urbana perdió la vida ayer en el Hospital del Sur con sospecha de Covid-19, por lo que, el personal pidió...
Una auditoría de la Gobernación revela que el Servicio Departamental de Salud (Sedes) simuló la recepción de insumos de bioseguridad para los hospitales a...
En más de 100 días de suspensión de viajes interdepartamentales, por la pandemia del coronavirus, la Terminal de Buses de Cochabamba dejó de generar más de 60...

Actualidad
Ante la escalada de casos de Covid-19 en el país, partidos políticos y candidatos que aspiran llegar al Gobierno...
El fondo de 120 millones de bolivianos destinado a la reactivación de las microempresas, por medio del uso de la...
Ante la ola de críticas, el Gobierno tuvo que salir a aclarar que las “expropiaciones e intervenciones” de clínicas y...
La Gobernación de Cochabamba a través de la Dirección de Asuntos Jurídicos pondrá en consideración de la Asamblea...

Deportes
Hoy se cumplen cuatro meses desde que se paralizaron todas las actividades en el fútbol profesional y, después de 122...
El presidente de la Comisión de Competiciones de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Rolando Aramayo, sostuvo ayer...
La Federación Boliviana de Fútbol (FBF) busca emitir hoy la la segunda licitación para la venta de los derechos de...
Desde el encierro en su casa, el defensor Eduardo Demiquel cumple con las sesiones de entrenamiento vía Zoom con la...

Tendencias
La crisis sanitaria causada por el coronavirus responsable de la Covid-19 ha multiplicado la ciencia "en abierto" y el...
Científicos de varios países han diseñado, tras diez años de trabajo, un protocolo que permite mejorar el monitoreo y...
La crisis sanitaria, según datos de la Unesco, ha obligado a casi 1.500 millones de alumnos; es decir, el 90 por ciento...
Como un virus que se adapta a varias condiciones climáticas alrededor del mundo, la desinformación global se adecúa a...

Doble Click
La presentación del anteproyecto de ley del artista tiene varias observaciones del sector debido a que consideran que...
En busca de un sueño, el cochabambino Eduardo Mendoza logró por segundo año consecutivo una beca para continuar sus...
Milán inaugura este martes su primera Semana de la Moda virtual debido a la pandemia de Covid-19, aunque los desfiles...
Con el objetivo de crear conciencia sobre el uso de los implementos de bioseguridad para evitar el contagio del...